info@hispaniacoils.com +34 654 886 069

Esta historia comienza en el año 2010 cuando dos emprendedores, Francisco Cañadillas y Eduardo Constantinescu, fanáticos de los detectores de metales se juntaron para darle forma a un emprendimiento común “HISPANIA Technologies”

Francisco Cañadillas (Técnico Electrónico), con más de 30 años practicando la detección  de metales, ex-distribuidor de la marca Whites (USA) en España y dueño de la tienda Detectores Cañadillas ubicada en el centro de la ciudad de Córdoba, en donde además de vender varias marcas, repara todo tipo de detectores de metales.

Eduardo Constantinescu (Ingeniero Electrónico), con más de 20 años practicando la detección de metales, dueño de su propio taller de reparaciones por donde pasan todas las marcas y modelos por sus manos y desarrollador de detectores de metales propios (VLF e Impulsos).

En el año 2011, se deciden a fabricar su primer detector de metales, bautizado con el nombre de HISPANIA HT ONE.

Durante ese año debieron atravesar muchos obstáculos, como por ejemplo, lograr la legalización, el registro de la marca y la fabricación de piezas a medida para poder montar el nuevo detector.

El HISPANIA HT ONE superó todas las expectativas de estos dos emprendedores, habiéndose vendido todas las unidades fabricadas inicialmente.

Se trataba de un equipo dirigido a lograr una mayor profundidad en comparación con los detectores de alta gama que en ese momento dominaban el mercado.

Dos años más tarde (2013) y luego de probar con diferentes prototipos, se decidió la fabricación del modelo HT ONE PRO, en donde se puso mayor énfasis en la velocidad de recuperación, sencillez y profundidad.

Una vez más, el éxito se había hecho presente, la demanda había aumentado exponencialmente en todo el territorio español y varias unidades ya se habían vendido en países como Italia, Grecia y Rumania.

En el 2016, se lanzan al mercado dos nuevos modelos, el primero de ellos dirigido hacia la búsqueda de oro, denominado MAXIMO GOLD y el segundo con el nombre de MAXIMO PRO

El MAXIMO GOLD trabajaba con una frecuencia de 14kHz, sin pantalla LED y el MAXIMO PRO, el cuál sí contaba con una pequeña pantalla LED.

Ambos modelos, disponían de barras telescópicas ajustables de fibra de carbono, batería de Ión Litio recargables con duración de más de 30 horas de duración y con platos MAXIMO en un primer momento, para luego instalarles el nuevo modelo SUPER MAXIMO.

El mercado español, luego de conocer el buen funcionamiento de estos detectores, comenzó a demandar las bobinas creadas para estos dos últimos modelos y así se comenzó con la fabricación del modelo de bobina denominado MAXIMO.

Un plato robusto y ligero a la vez, con unas medidas de 33x27cm (13”x11”) y compatible con varias marcas y modelos.

El aumento en el ritmo de fabricación y venta del plato MAXIMO dio lugar a pensar en un nuevo modelo, más ligero y con un diseño diferente, adaptándolo a la nueva demanda del mercado.

Se optó por una medida de 34cm (13,5”), también doble “D” como su hermano MAXIMO, y hoy en día podríamos asegurar que es la bobina más vendida en el mercado español.

En el año 2018, se toma la decisión de comenzar la fabricación del modelo ORION, inicialmente utilizado para el modelo de detector HT ONE, con el objetivo de cubrir la demanda de un plato pudiese reemplazar a una bobina de origen que se haya averiado y con un precio más asequible.

También en el año 2018, la empresa HISPANIA Technologies con el objetivo de ampliar su catálogo de productos, finaliza la adquisición de la empresa BLACKDOG Detectors, integrando así la fabricación del ya reconocido plato de la misma marca pasándose a denominar HISPANIA BLACKDOG.

Desde el año 2010, año en el que comenzó esta historia hasta nuestros días, la empresa HISPANIA Technologies nunca ha abandonado la fabricación artesanal.

Todas sus bobinas son calibradas y testeadas una a una para lograr la máxima calidad para que el usuario pueda experimentar la satisfacción de adquirir una bobina a la medida de sus necesidades de detección.